NOTAS DE LA JUNTA COORDINADORA

ESCRITO DE LA DELEGACIÓN EPISCOPAL DE COFRADÍAS SOBRE LA CELEBRACIÓN DE LA SEMANA SANTA 2020

Queridos hermanos: paz y bien para todos.

Como cada año, por estas fechas, se va acercando la Semana Santa para los cristianos, y también la semana grande para las Cofradías y Hermandades.

Este año nos toca vivir una experiencia diferente, única, muy dura; de incertidumbre y sufrimiento por todas las personas que lo están pasando mal, y por todos los que han fallecido fruto de esta pandemia. Es momento de rezar por ellos, y también por sus familias. También, un momento para orar y a la vez dar gracias por todas las personas que están arriesgando su vida y están poniendo lo mejor de ellos mismos para que otros puedan curarse y vivir.

Tan solo hace unos días nuestros obispos nos transmitieron, a través de la TV, un mensaje de esperanza, hermandad y confianza en Dios, ese Dios que, como decían todos ellos, no nos va a abandonar nunca, si somos capaces de confiar en él. Tiempo de confiar y de amar.

Esta circunstancia, que estamos viviendo, va a impedir que podamos salir a procesionar por las calles de nuestros pueblos y ciudades, pero seguro que no nos va impedir vivir en profundidad y con sentido estos días tan santos y tan grandes para los cristianos en los que celebramos el amor al prójimo, la confianza total en nuestro Dios y la esperanza en un mundo mejor que Él ha venido a traernos.

Os invito a que vivamos más que nunca nuestros viacrucis, las predicaciones que vamos a poder escuchar y las oraciones de intercesión que vamos a hacer por los que más lo necesitan.

Os invito también a que, apoyándonos en las nuevas tecnologías, podamos sentir y meditar la pasión, muerte y resurrección del Señor de otra manera, más íntima y personal.

Creo sinceramente que este tiempo nos tiene que servir para pensar en nuestro interior lo qué supone para nosotros ser cofrades; y es ahora, en estas circunstancias difíciles, cuando podemos demostrar, con el apoyo de los demás estando atentos a las necesidades de los hermanos.

Seguro que nos costará el hecho de no poder celebrar nuestras procesiones, pero esto nos puede servir para darnos cuenta de lo que realmente significa la Semana Santa en nuestra vida personal y en nuestra sociedad. Cuando llegue el día de la resurrección, el Señor nos dará, de nuevo, las fuerzas que necesitamos para vivir todo el año formándonos y trabajando en favor de los demás.

Estoy seguro que Cristo nos lo compensará con una plena Semana Santa al año que viene. Oremos unos por otros, unidos a nuestro pastor D. Vicente al que tanto apreciamos. Y que Dios nos ayude a salir de esta situación llenos de amor y de esperanza. Nos encomendamos a nuestra Madre la Virgen del Pilar.

Nos vemos pronto. Un fraternal abrazo.

Mariano Gil

Delegado Episcopal


NOTA DE PRENSA DE LA ARCHIDIÓCESIS DE ZARAGOZA – 23 DE MARZO DE 2018

El arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora, ofrece esta semana en su carta pastoral algunas propuestas pastorales para que las cofradías, “sin perder la identidad”, se renueven y adapten cuanto sea necesario “para ser medios de evangelización y de edificación de la Iglesia”.

Las orientaciones giran en torno a varios aspectos: estrechar los lazos de pertenencia afectiva y efectiva a la Iglesia; integración de los actos devocionales en la vida litúrgica; desarrollar programas de formación en la fe; fomento de obras sociales de promoción humana y caridad. Jiménez Zamora no solo plantea estas líneas de renovación a las cofradías, sino que pide a las parroquias  e instituciones religiosas acoger y facilitar todo aquello de las cofradías que enriquezca la vida comunitaria, “sin fomentar protagonismos excluyentes ni aislamientos estériles”.

En declaraciones a COPE Zaragoza, el delegado episcopal para las Cofradías de Semana Santa, Mariano Gil, y el presidente de la Junta Coordinadora, Mariano Julve, han destacado la pertinencia de estas nuevas orientaciones pastorales, así como el compromiso activo del arzobispo de Zaragoza para que la Semana Santa de nuestra ciudad siga creciendo en belleza y espiritualidad, sin perder su carácter más genuino.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies